Pasos para escribir una entrada del blog que le encante a Google

Si te digo la verdad esta entrada es más para mí que para ti.

Siempre se me olvidaba algún paso a la hora de crear una entrada en el blog.

Porque siempre hay que hacer lo mismo.

Y quería documentarlo.

Pero he pensado, «Ya que lo apunto, ¡se lo enseño a mis suscriptores».

Y nada, así es como he matado dos pájaros de un tiro.

Pues nada vamos al lío.

Aunque te haya dicho que siempre se hace así, puede que otros blogueros no lo hagan así.

Yo es el método que según la estructura de mi blog creo que es más lógico.

Pero como te digo.

No es para nada algo cerrado.

Incluso hay cosas que a lo mejor no hace falta ni hacerlas.

Pero si quieres optimizar al máximo tu ‘SEO On Page’.

Echa un vistazo a lo que yo suelo hacer en mi blog.

 

Búsqueda previa de Keywords para la entrada del blog

En primer lugar, lo que se suele hacer es hacer una búsqueda de keywords o ‘palabras clave’ para hacer una entrada.

Estas keywords sirven básicamente para dos cosas:

  • Que Google te posicione en las primeras búsquedas.
  • Cerciorarte de que alguien va a buscar lo que tú ofreces.

Realmente este es un paso que mucha gente se salta y después tiene consecuencias como que ‘nadie se va a leer tu entrada’.

Me explico.

Imagínate que eres un experto en la cría y cuidado de cocodrilos.

Un nicho muy concreto, sin duda.

Pues resulta que escribes un post que se llama ‘cómo llevar a cabo la crianza de un cocodrilo recién nacido‘.

Tú te curras la entrada, y la dejas para que Google la posicione.

Pasan tres meses y nadie te ha leído.

Pasan seis meses y la entrada sigue sin visitas.

Y al año, ¡boom!, tienes una visita de alguien que se ha topado con tu página de casualidad.

¿Qué ha pasado aquí entonces?

Pues que probablemente la keyword ‘crianza de cocodrilo recién nacido’ no la busca nadie.

Pero no porque a nadie le interese como se cría un cocodrilo, seguro que hay gente que si.

Sino porque nadie pone esas palabras en el buscador a la hora de buscar información del tema.

O sea, que el fallo es que no has encontrado como se expresa la gente a la hora de hacer una búsqueda.

Así, de fácil.

(Nota: La keyword no tiene por qué ser una sola palabra, puede ser un conjunto de ellas)

Pero, ¿Y cómo sé qué se busca en Google?

Pues hay herramientas de pago como Keysearch que están muy muy bien, y es sin duda de las más baratas.

Pero si no te quieres gastar un duro, te recomiendo ésta.

Consiste en una web que metes una palabra cualquiera y te devuelve cosas que busca la gente en Google.

Vamos a hacer la prueba con el ejemplo de antes.

Busquemos la palabra cocodrilo y ponemos la búsqueda en ‘ES’ o sea, Google España.

busqueda-keyword

Bien, ahora nos van a aparecer mogollón de datos, y lo que queremos buscar es una ‘keyword’ que busque la gente y que tenga que ver con la cría de cocodrilos.

busqueda-palabra-clave

Y… Bingo.

encontrar-palabra-clave

Ahí tenemos dos posibles opciones como títulos de nuestro post.

«¿Cómo se incuban los cocodrilos? Mega guía para criarlos»

«¿Cómo cuidan sus crias los cocodrilos? Y como deberías cuidarlos tú»

Como ves hay muchas formas de enfocar un texto, a pesar de que vaya a ser de la misma temática.

Y de esta forma nos hemos asegurado de que alguien lo va a encontrar, poniendo exactamente lo mismo.

Obviamente todo esto tiene sus puntualizaciones.

Si se quiere hacer bien, bien, bien debería tenerse en cuenta:

  • El número exacto de búsquedas de esa palabra clave.
  • La dificultad que tendrá posicionarla en Google (o sea que aparezca en los primeros resultados).
  • Cuál es su competencia (esto se puede hacer con Semrush).
  • Qué páginas la están posicionando ya.

Pero bueno, de momento sabemos que al menos esa palabra tiene búsquedas, ya si es más o menos difícil de posicionar o si va a tener más o menos visitas son cosas para afinar.

Pero lo gordo, nos lo hemos asegurado.

 

Estructurar el contenido (H1, H2 y H3) de tu post

Esta es la estructura del contenido.

El H1 corresponde a la etiqueta que suele llevar el título principal.

El H2 corresponde a la etiqueta de los subtítulos.

El H3 corresponde a la etiqueta de los subtítulos de los subtítulos.

De esta manera nos aseguramos de que vamos a estructurar el contenido por lo menos en tres niveles, y eso a google le mola.

estructura-post-blog

Por ejemplo:

  • H1: ¿Cómo se incuban los cocodrilos? Mega guía para criarlos
    • H2: Cuidados físicos de un bebé cocodrilo.
      • H3: Alimentación de un cocodrilo recién nacido.
      • H3: La higiene en los cocodrilos recién nacidos.
    • H2: Cuidados psicológicos de una cría de cocodrilo.
      • H3: El apego a su madre cocodrilo.
      • H3: La música, ¿es buena o mala?

Y así hasta que te canses.

WordPress nos deja por defecto usar hasta un ‘H6’ o sea, subtítulos de los subtítulos de los subtítulos de los subtítulos de los subtítulos (¡qué lío!).

Yo no te recomiendo llegar tan lejos.

Intenta estructurar todo hasta H3 y divide el contenido siempre que sea necesario, no crees un apartado de 1.000 palabras y después uno de 200, para el lector es más cómodo que haya dos de 600 palabras (más o menos).

 

Redacción ‘a lo loco’

Aquí es cuando tienes que ponerte a redactar.

Redacta como te salga a partir de tu estructura.

Sin reglas.

No tengas en cuenta keywords.

No tengas en cuenta errores ortográficos.

No tengas en cuenta el copywriting (la forma de escribir para atraer al lector).

Sé natural como un yogur.

No obstante, te voy a dar unos consejillos para hacer este punto:

  • No escribas párrafos demasiado largos, al final saturan al lector, esto es un blog, no un libro.
  • Muestra un tono natural, si eres gracioso sé gracioso, si eres más pausado, hazlo pausado. Al lector le gustas tú, y si fuerzas tu estilo, él lo notará.
  • No tengas miedo de escribir frases sueltas o de dividir párrafos las veces que haga falta.
  • Aunque te he dicho que no tengas en cuenta keywords, intenta meter alguna relacionada de vez en cuando como ‘bebes cocodrilo’, ‘crías de cocodrilo’, ‘cocodrilo recién nacido’. Esto es simplemente para céntrate en lo que estás escribiendo y no irte a los cerros de Úbeda.
  • No te vayas por las ramas, el lector te habrá encontrado en la búsqueda de un problema que tenía y quiere soluciones concretas. Sé cercano, pero al grano.
  • Ponte una foto mental de tu cliente ideal o lector delante, e imagina que le escribes a él.
  • Tutea siempre. Tratar de usted era algo que se hacía antes para parecer profesional, aquí abure.
  • Si eres una persona sola, habla como si fueras tú solo. En la película de ‘Sully‘ del gran Clint Eastwood, el copiloto le comenta a Sully que su empresa en internet parecía que tenía 50 personas cuando solo estaba él. Al final la gente lo nota y créeme.

Me nos mal que no había reglas, ¿eh? jeje.

Esto de lo que te hablo son cosas que irás cogiendo con la práctica de la redacción.

Por lo que no te preocupes, tu solo,

Sé natural.

 

Corrección del texto de tu entrada

Una vez hemos escrito todo el texto y hemos generado todo el contenido que queríamos.

Toca hilar fino filipino.

Aquí te dejo los tres pasos que llevo a cabo yo con el texto ya hecho.

Crear el impactante extracto del texto

Esta es la parte del texto que sale cuando vemos un resumen de un blog, que justo se acaba en ‘Leer más’ o ‘Seguir Leyendo’.

extacto-entrada-blog

Este es el extracto que va a animar a la gente a seguir leyendo, por lo que debe ser atractivo, corto y muy clarificador acerca del contenido.

El tema está ahora ¿y cómo se pone dentro del editor de WordPress?

Pues es super sencillo.

Pero es de las cosas que como no las sepas, no las encuentras.

Escribes tu extracto dentro del editor de texto de WordPress y cuando lo hayas acabado te posicionas en la siguiente línea y le das a este botón.

leer-mas-entrada-blog

Te aparecerá una línea con la palabra ‘More’, y tu editor de WordPress enseñará hasta ahí.

Fácil ¿verdad?

 

Ajuste del contenido espectacular

Aquí simplemente me releo el texto y busco incongruencias dentro del mismo.

Piensa que hay muchas veces que después de muchas horas escribiendo estás cansado.

Todavía me acuerdo cuando escribí este post, cuando lo releí había mogollón de cosas que no tenían sentido, es como si estaba hablando de peras y un punto y seguido después hablaba de como comer manzanas.

También ten en cuenta que un post no se escribe en un día.

Ni una empresa se crea en un mes.

Hay veces que terminas un párrafo y al día siguiente continuas y sin querer te has puesto a hablar de lo mismo, pero con otro enfoque.

O con diferente tono.

Esto puede pasar también si un día estás más alegre y el siguiente estás más de bajón.

Se nota mucho a la hora de escribir.

Por eso relee el texto, y:

  • Mira si hay incongruencias gramaticales.
  • Mira a ver si hay incongruencias de tono.
  • Mira si hay algo que querías decir y no lo has dicho.

Y poco más, ahora vamos con el siguiente punto.

 

Copywriting

Una de dos.

O esta palabra la has oído hasta en la sopa.

O no tienes ni idea de que va.

Para que te hagas una idea el copywriting se denomina también ‘escritura persuasiva’, que es enfocar tus ideas y tu estilo de escritura a un fin concreto.

Por ejemplo, yo los inicios del blog los potencio mucho intentando llegar al foco del problema del lector (tú problema), que se sienta identificado con el problema que estoy proponiendo.

Suelo intentar meter algún toque de humor de vez en cuando (metería más si pudiera, pero esto ya no sería serio jeje).

Y como último ejemplo (ya que hay más cosas), en los finales (y los canales de Youtube buenos hacen lo mismo si te fijas), intento hacer una ‘llamada a la acción’, que puede ser: que comentes, que te suscribas al blog, que lo compartas…, o sea, una frase concreta para una acción concreta.

A mi generalmente estas cosas ya me salen de por sí, y si escribes de forma natural (como hablas), lo harás sin pensar.

No obstante, te voy a dejar lo que para José Cabello son los cuatro pilares del copywriting:

  • Aplicar urgencia al lector (este no le suelo usar la verdad, es más para compras de productos y demás).
  • Contar con la singularidad (que seas tú mismo y se note, vaya)
  • Resultar de utilidad (resolver problemas es tu mejor baza)
  • Ser específico (yo puedo hablar de cómo arreglar una impresora 3D, o la Hephestos 2 de BQ que es más concreto).

Para mí el copywriting es al final mucha intuición, saber lo que quieres y lo que quiere el lector y saber cómo transmitirlo de forma correcta, siempre intentando tocar el lado ‘reptiliano’ de los lectores a los que intentas ayudar.

 

Palabras clave relacionadas y variaciones de las keywords

Este es el punto donde trabajaremos el ‘SEO On Page’.

Simplemente es ajustar las palabras de tu texto para cambiarlas por sinónimos o ampliarlas a palabras clave relacionadas.

O sea, si en vez de meter ‘cocodrilo’ metemos ‘cría de cocodrilo’, Google dirá «Me gusta, sé de lo que habla y encima mete palabras clave sobre el tema».

Cuando me refiero a palabras clave relacionadas son cosas que tienen que ver con el tema como ‘madre cocodrilo’, ‘incubación’, ‘huevo’.

Cuando me refiero a variaciones es como decir una misma palabra, pero de diferentes formas: ‘bebes cocodrilo’, ‘crías de cocodrilo’, ‘cocodrilo recién nacido’ (los ejemplos de antes vamos).

Para ponerte un ejemplo de mi blog, el de of3lia.

Cuando escribí éste post, para enseñar a la gente como se debe imprimir filamento flexible (cosa que no es nada fácil).

Al terminar hice una cosa.

Cambié todas las palabras ‘impresora’ por ‘impresora 3D’.

Simplemente porque era una palabra clave que se relacionaba mejor que ‘impresora’ ya que esta palabra se usa cuando se habla de impresoras 2D.

¿Tú has visto a alguien que llame a las impresoras de papel, ‘impresora 2D’?

No, las llaman impresoras.

Y a las impresoras 3D, las llamas impresoras 3D.

Por eso, me entretuve en poner más palabras clave relacionadas para que a Google le pareciera un texto con una semántica mucho más rica.

 

Yoast, el plugin que no debe faltar en una página web

Aquí es donde vamos a poner toda la carne en el asador.

En primer lugar tienes que tener el plugin de Yoast instalado.

Después, cuando te metas en una entrada del blog (y en las páginas también) te aparecerá algo como esto:

yoast-seo-entrada-blog

Este plugin (aparte de alguna cosa más), lo que te ayuda es a optimizar tu entrada de cara al ‘SEO On Page’, o sea, todas aquellas acciones tácticas que puedes hacer en una página en concreto para optimizarla según los resultados de Google.

Verás varias cosas:

  • Título SEO: Es el título que va a salir cuando alguien te busque en Google.
  • Slug: Será como la coletilla de la URL, se puede modificar sin problema como vés. Aquí se suele poner la palabra clave principal que quieras posicionar separada por guiones.
  • Meta descripción: Es lo que verá la gente cuando te busque en Google como resumen de tu artículo. Por defecto coge el primer trozo de texto de la página.
  • Palabra clave objetivo: Es la keyword principal que vas a atacar en el artículo. Si alguien busca ‘escribir entrada en el blog’ del buscador de Google, quiero que le aparezca yo de los primeros. Esa es la idea.

Después verás un montón de cosas para optimizar tu página, como poner la keyword en tus títulos H1, H2 y H3, meter imágenes, meter tu keyword en el primer párrafo del texto etc…

Yo te recomiendo que no te vuelvas muy loc@ en este punto, simplemente haz lo que puedas sin forzar mucho, haz que todos los títulos suenen naturales.

Es mejor poner ‘como cuidar a unas crías de cocodrilo’ que ‘como cuidar crías cocodrilo’, posiblemente la segunda tenga más búsquedas porque la gente tiende a sintetizar cuando busca en Google, pero la naturalidad siempre es mejor.

Por lo tanto, yo suelo intentar ponerlo todo menos lo del porcentaje de aparición de tu palabra clave dentro del texto, ya que poner ‘escribir entrada del blog’ 20 veces en el texto me parece demasiado forzado.

Por lo demás cumple lo que puedas y recuerda que esto no es una ciencia exacta, poco a poco irás cogiendo olfato de lo que ayuda y no ayuda a Google para posicionar entradas del blog.

 

Corrección ortográfica de la entrada del blog

Aquí no me lío mucho.

Microsoft Word.

El propio WordPress tiene un corrector propio también, pero hay cosas que no las detecta tan bien como el Word.

Lo que haces es coger el texto completo, e ir cambiando todo lo que vayas viendo que se pone en rojo.

correccion-ortografia-entrada-blog

Probablemente pienses que por qué no lo hago directamente en Word y después hago un copia-pega.

Sinceramente, porque me ha dado problemas.

Hay veces que no coge los formatos bien.

Otras que mete formatos que no son.

Otras se pierden los títulos.

Prefiero hacerlo a pelo y poco a poco ir corrigiendo.

Se tarda un poquito más, pero me aseguro de que voy por el buen camino.

Por otro lado, te vas a sorprender de la cantidad de faltas que cometes que no sabías.

De hecho, yo pongo mucho ‘porque’ cuando es porqué o lo pongo separado.

Y mil más.

La verdad es que poco a poco uno va puliendo.

A ver si voy acabar de periodista y todo.

 

Enlaces + negritas + espacios = Interés

En este punto, con el texto corregido y afinado según las palabras clave que queremos posicionar.

Solo queda darle un poco de gracia.

A mi modo de ver hay dos razones por las que debes meter estos elementos.

  • Dan dinamismo al texto: El lector debe sentirse atraído por el texto y la monotonía no ayuda. Piensa que te está leyendo en su tiempo libre.
  • A Google le gusta: Los enlaces le dan autoridad a la página y variedad, las negritas enfatizan palabras importantes.

Y piensa que es ahora cuando lo debes hacer, cuando no vas a tocar más el texto.

Si lo haces antes seguramente te dé más trabajo después.

Pues eso, vas leyendo el texto y vas metiendo enlaces y negritas.

Yo suelo meter estos elementos cada párrafo si es largo, o cada cuatro o cinco líneas dispersas.

Y finalmente un espacio antes de cada título, así le das aire al texto, que siempre se agradece.

Para hacer todo esto con hacerlo desde la barra de arriba vale (también lo puedes hace con html pero es un lío y te complicarás la vida innecesariamente)

negrita-cursiva-blog

 

Enlaces ‘Follow’ y ‘No follow’

Una vez metidos los enlaces debes determinar si son ‘Follow’ o ‘No Follow’.

Digamos que los ‘Follow’ se ponen cuando quieres enlazar a sitios de calidad y que Google diga, ¿este es tu amigo?

Los ‘No Follow’ son para que Google no los siga y pase de ellos. Por ejemplo, los puedes utilizar en enlaces de afiliado que solo quieres presentar un producto que te gusta, pero no quieres transmitir fuerza a la página (la de Amazon o la que sea).

Si quieres ver un poco como me lo monté yo con los enlaces de afiliado al principio,mira esto.

Y ahora vamos a la parte técnica.

Si pones un enlace y ya, por defecto se va a posicionar como ‘Follow’, por lo tanto, para estos enlaces, no hay que hacer nada de nada.

Cuando hay que trabajar es cuando quieres poner un enlace ‘No Follow’.

Si tienes dudas de cuando se pone este tipo de enlace o como es el código para hacerlo, te animo a leerte este post, es muy cortito y conciso.

Por ejemplo, antes en la palabra ‘enlaces’ he puesto un enlace a la Wikipedia, que no me interesa que sea Follow, ya que no tiene nada que ver ni con impresoras 3D, ni con lo que estoy hablando aquí.

Entonces, ¿qué hacemos?

Vamos a la parte de HTML del editor de texto y le añadimos después del enlace, el atributo rel=»nofollow» a mano, así:

no-follow-enlaces-blog

Es un poco trabajo de chinos (un saludo a todos los chinos que me están leyendo).

Pero es la mejor forma de hacerlo.

Para no perderte entre tanto código HTML, lo que suelo hacer es posicionar el cursor en donde quiero hacer algo, en este caso en el enlace (con cursor me refiero al de escribir, la línea vertical negra que parpadea).

Después paso al modo ‘HTML’ y el cursor estará donde lo he dejado, y así encuentro la zona a trabajar antes.

Si te parece muy complicado también hay un plugin que se puede utilizar para hacerlo.

A mí es que cuantos menos plugins mejor.

Pero tú usa lo que te haga sentir más cómodo (un pijama, por ejemplo).

 

Imágenes impactantes para tu blog

A Google le encantan las imágenes, y si son originales mejor.

Yo siempre que puedo (a no ser que estés hablando de un producto en concreto), utilizo imágenes propias.

Las genero con la cámara de mi móvil o con pantallazos del ordenador.

Y te aconsejo que hagas lo mismo.

Si Google pilla dos imágenes iguales por ahí y detecta contenido duplicado, no le va a hacer gracia.

Por otro lado, si no te queda otra, intenta modificarla o crear un ‘collage’, siempre funciona.

Dicho esto, te enseño como lo hago yo.

Búsqueda y creación de las imágenes del post

En este punto no me complico la vida.

Todo el mundo acaba usando Photoshop, pero a mí me parece que es caro, o un rollo para instalárselo de forma ‘poco legal’ (seamos sinceros, la gran mayoría de la gente lo usa sin licencia, no vas a pagar 20 euros al mes para usarlo dos veces).

Porque al final lo que se hace con las imágenes es:

  • Pintar alguna línea o cuadrado.
  • Redimensionarlas.
  • Corregir un poco el color
  • Meter algún texto.

Y ya.

Por eso te animo a que uses GIMP.

Es un programa gratuito y de código libre (vamos que hay gente que en su tiempo libre y sin fines lucrativos lo desarrolla) y funciona de maravilla.

Es verdad que no tiene la potencia de Photoshop, pero dudo que con las imágenes del blog te pongas a hacer ‘correcciones de las líneas horizontales según la refracción que genera el objetivo de la cámara’ ¿verdad?.

Bueno pues eso, que para modificarlas uso este programa que os recomiendo y que no tardareis ni 5 minutos en instalar.

Y para coger las imágenes y hacer alguna que otra línea.

Pues uso el ‘Recortes’ de Windows y ‘Paint’ con pantallazos.

¿Se te ha caído un mito? ¿Eh?

Aquí no estamos para complicarnos la vida, por lo que usa los recursos que tienes, que son de por si una maravilla.

Y deja que los de Adobe saquen el dinero a otros.

 

Redimensionar las imágenes del post

Yo en mi caso utilizo imágenes de 780[px] de ancho para mis post.

Si metes las imágenes más grandes, no va a pasar nada, se van a cargar igual y se adaptarán al ancho de tu contenedor.

Pero será como si compras una vaca entera, para solo después comer una pata.

(Qué ejemplo más desafortunado).

Meter imágenes más grandes hará que el WordPress tenga que cargar más kilobytes, y recomprimir la imagen por lo que la optimización será menor.

Supondrán pocos milisengundos, pero a Google le gusta que las páginas tarden poco en cargar.

Sin contar cuando tienes que meter muchísimas imágenes este efecto se multiplica.

Y lo que hago es cargarlas en GIMP y darle a Imagen/Escalar Imagen y le doy la anchura requerida.

imagenes-entrada-blog

A continuación, pulsas sobre ‘Escalar’.

imagenes-post-blog

Finalmente le damos a Archivo/Exportar como, y lo exportamos como .jpg.

exportar-imagenes-post-blog

guardar-imagenes-post-blog

Un apunte importante es que siempre que puedas exporta las imágenes en .jpg en vez de en .png, ya que las primeras pesan menos.

En .png solo se exportan si te interesa que el fondo quede transparente en vez de blanco, para logotipos, por ejemplo.

 

Comprimir las imágenes del post

Una vez seleccionadas y redimensionadas las imágenes de la entrada del blog queda comprimirlas.

En Photoshop se puede hacer en una opción que tiene de ‘Exportar imágenes para página web’ o algo similar.

Yo uso esta página, Tinypng.

Simplemente cargas las imágenes, las comprime el programa y te las descargas.

tiny-png-imagenes-blog

Súper sencillo.

Y como ves la compresión es bestial, si te fijas casi un 60% en todas.

Hay veces que es algo menos, depende de la foto.

Pero merece la pena pasarlas por aquí.

Tu página web lo notará mucho.

 

Atributo Alt y Metadescripción de las imágenes del post

Y ya estamos en el final.

Ahora solo queda importar las imágenes y cambiarlas los atributos y títulos.

Si no se lo cambias tampoco pasa mucho.

Pero el SEO al final son pequeños pasos, por lo que todo lo que puedas hacer, hazlo.

En primer lugar, damos sobre ‘Añadir archivo arriba a la izquierda’

añadir-imagenes-blog

meter-imagenes-post-blog

Le cambiamos el título a la foto a una palabra relacionada con el artículo y ponemos lo mismo en ‘título alternativo’, que es el famoso ‘Atributo Alt’.

atributos-imagenes-post-blog

La insertamos y pulsamos sobre ella y a continuación sobre el lapicero para editarla.

editar-imagenes-post-blog

Ahora le cambiamos la posición (a mí me gusta ponerlas centradas), el tamaño que queramos (generalmente completo) y volvemos a poner lo mismo en ‘Title’.

metadatos-imagenes-post-blog

¡Y ya está!

Haz lo mismo en todas las imágenes del post, mete tu portada en ‘Establecer imagen destacada’ y ya tienes tu post terminado y optimizado para encantarle a Google.

 

Ya sabes escribir una entrada del blog y ahora…

Pues bien, ya sabes lo que hago yo para escribir una entrada del blog.

Ahora solo falta escribir, escribir y escribir.

Generar contenido de calidad.

Poner pasión en todo lo que hagas.

Y disfrutarlo.

Esta es mi quinceava entrada y prácticamente todas las que hago no bajan de las 2.000 palabras.

Ahora te toca a ti.

Ponte en modo turbo.

¡Y a posicionar!

Nos vemos en los comentarios.

¡Un abrazo!

 

Pasos para escribir una entrada del blog que le encante a Google
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

[CURSO POR EMAIL GRATUITO ]

Descubre como hacer un robot 4×4 con Arduino

Responsable del fichero: Jorge Lorenzo Núñez Finalidad: envío de publicaciones y correos comerciales. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en Mailchimp con titular The Rocket Science Group LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de acceso, rectificación,limitación o suprimir tus datos enviando un email a info@of3lia.com.